martes, 12 de enero de 2010

Natación

Estos días de temporal estoy tocando más agua que nunca, la piscina es el comodín. Ayer, después de unas correcciones de técnica hice unos progresos que me dejaron asustada. Empecé a encontrar agua con la que avanzar y no contra la que luchar. Me deslizaba mucho más rápido y cansándome menos... Solo espero volver a encontrar esas sensaciones el próximo día.

2 comentarios:

Furacán dijo...

Que miedo, viene el tiburón de Gallarta! :-))
Me alegro de esas sensaciones, ánimo!

Hapi dijo...

hello... hapi blogging... have a nice day! just visiting here....